Contato

Bacterias gramnegativas en el cultivo microbiológico en la finca lechera ¿Qué se puede hacer?

Identificar los agentes causantes de la mastitis mediante el cultivo microbiológico en la finca y comprender el perfil de acción de las bacterias es fundamental. Realizar el diagnóstico correcto de la mastitis brinda oportunidades para que la finca lechera reduzca costos y el uso de antibióticos.

Reducir gastos y mano de obra, ser cada vez más preciso en las prácticas diarias y disminuir el uso de antibióticos. ¿Qué productor no desearía experimentar cada vez más esta realidad? El tema de este artículo destaca este asunto, ¿sabes por qué? Porque cuando comprendemos claramente lo que está sucediendo en nuestro establecimiento productivo es decir, cuando nos centramos en la transparencia y la información confiable actuamos con destreza y evitamos esfuerzos innecesarios. ¿Quieres ver cómo hay espacio para mejoras cuando se trata de bacterias gramnegativas?

No es sorprendente que los casos de mastitis clínica sean las razones más recurrentes por las cuales las vacas lecheras se someten a la antibioticoterapia. Cuando identificamos los agentes causantes, nos enfocamos en un tratamiento selectivo y nos volvemos más minuciosos. 

Veamos un ejemplo práctico con bacterias gramnegativas sobre lo que estamos mencionando:

Los casos de mastitis clínica causados por Escherichia coli (E. coli) suelen ser de corta duración; la vaca presenta una respuesta inmune rápida y efectiva con altas tasas de curación espontánea, por lo que no es necesario, en la mayoría de los casos, el uso de antimicrobianos.

Por otro lado, las infecciones por Klebsiella spp. se caracterizan por períodos prolongados de infección subclínica previa y tratamientos de casos clínicos menos exitosos, lo que aumenta la probabilidad de que se vuelvan crónicos.

Como se ilustra en la Figura 1, las pérdidas de producción causadas por Klebsiella spp. son más prolongadas que las causadas por E. coli. Por ejemplo, las vacas con mastitis causada por Klebsiella spp. tienen una pérdida de producción de alrededor de 7,6 kg/vaca/día justo después del caso de mastitis, pero pueden mantener pérdidas de hasta 5 kg/vaca/día en los meses siguientes. Además, los riesgos de descartar una vaca con Klebsiella spp. son mayores que los causados por E. coli.

Figura 1 – Efecto de la ocurrencia de un caso clínico de mastitis causada por E. coli y Klebsiella spp. sobre la producción de leche, en comparación con vacas sanas. Las pérdidas de producción por mastitis causada por Klebsiella spp. comienzan antes y se mantienen durante más tiempo en comparación con la mastitis causada por E. coli. (Fuente: adaptado de Gröhn, et al. J Dairy Sci 2004:3358–74).

¿Han notado lo importante que es conocer al agente causante de la mastitis clínica? Con estos datos, la idea es definir qué estrategia de tratamiento adoptar, si es necesario el uso de antibióticos y, en ese caso, la duración del tratamiento. El cultivo microbiológico en la finca lechera permite que encuentres respuestas para tu propiedad y tus animales, siendo una gran aliada en este proceso.

Entonces, desglosemos un poco más el perfil de estas bacterias.

Escherichia coli

Considerada un patógeno ambiental, el riesgo de contagio aumenta en las vacas justo después del secado o durante el período de transición. Las posibilidades de curación espontánea de casos leves y moderados de infecciones causadas por E. coli son de aproximadamente un 80% a un 95%, lo cual es similar a la posibilidad de curación con el uso de antibióticos (90%). Debido a la alta tasa de curación espontánea en casos leves y moderados diagnosticados con E. coli, el tratamiento con antibióticos puede posponerse en estos casos. Sin embargo, los casos graves de mastitis clínica causada por E. coli deben tratarse de inmediato con terapia de apoyo (antibióticos inyectables, antiinflamatorios e hidratación oral y/o endovenosa).

Klebsiella spp.

También son microorganismos ambientales y las especies más conocidas son Klebsiella pneumoniae y Klebsiella oxytoca, pero las medidas de control y tratamiento son similares entre todas ellas. La enfermedad puede manifestarse de forma aguda, las posibilidades de curación espontánea de Klebsiella spp. varían del 25% al 60% y la media de curación con antibioticoterapia es del 60%. Este agente patógeno tiene la capacidad de penetrar en tejidos más profundos de la glándula mamaria, lo que puede causar una pérdida significativa de la producción de leche y la cronicidad de la mastitis.

Pseudomonas spp.

Pseudomonas aeruginosa a menudo está presente en el agua y puede ocasionar brotes de mastitis clínica. Este tipo de bacteria requiere pocos nutrientes, lo que le permite crecer fácilmente en el suelo y el agua. Tiene una resistencia relativa a los desinfectantes químicos, lo que dificulta la erradicación de este patógeno en el entorno. El curso clínico de la mastitis intramamaria se caracteriza por el desarrollo de mastitis aguda que con frecuencia evoluciona a un estado crónico de infección. En casos leves y moderados diagnosticados con Pseudomonas, no se recomienda el tratamiento con antibióticos porque, debido a la resistencia de esta bacteria a los antimicrobianos, es probable que la tasa de curación espontánea sea cercana a la tasa de curación con antibioticoterapia. Sin embargo, en casos graves, la conducta es la misma que se menciona en el tema de E. coli.

Otras medidas de prevención comunes.

Se recomienda una rutina adecuada de ordeño, como:

  • Uso de guantes.
  • Pre y post-dipping eficientes aplicados en toda la ubre.
  • Uso de toallas (o papel toalla) individuales.
  • Terapia de vaca seca con el uso de sellante interno de pezones.
  • Mantenimiento del equipo de ordeño.

Otra forma de “espantar” las bacterias del ganado es mantener el entorno limpio y seco, especialmente durante las épocas lluviosas. Para ello, es recomendable aumentar la frecuencia de limpieza de las camas del free-stall; elevar la tasa de reposición y volteo de la cama de las vacas en el compost barn; un manejo adecuado del pasto y evitar la aglomeración y la sobrepoblación en áreas con lodo y estiércol.

En resumen, el mensaje final sería: ¡no hay una receta única! Cada caso es único, cada finca lechera tiene su historia y las vacas deben recibir el tratamiento más adecuado y específico posible para los problemas que presenten a lo largo del camino.

Sobre OnFarm

Acerca de OnFarm

OnFarm ofrece una solución simple, innovadora y única que permite la identificación de la causa de la mastitis en 24 horas, en la propia finca lechera y mediante el cultivo microbiológico. Conocer el agente causante de manera rápida es indispensable para el éxito de cualquier programa de control de la mastitis. La tecnología apoya el empoderamiento de los productores para que tomen decisiones cada vez más acertadas. El productor primero, siempre. Para obtener más información, visite: https://onfarm.com.br/ o comuníquese por WhatsApp al (19) 97144-1818 o por correo electrónico a: contato@onfarm.com.br | Síganos en las redes sociales: Instagram | Facebook | LinkedIn | Youtube

Lo que leímos para producir este material:

Autoras del artículo:

Raquel Maria Cury Rodrigues. Zootecnista por la UNESP de Botucatu y Especialista en Gestión de la Producción por la UFSCAR.

Brunna Granja – Médica Veterinaria y Analista de Éxito de los OnFarmers.

Procure por conteúdos específicos:

Quer receber mais conteúdos para evoluir sua gestão de corte? Cadastre-se abaixo.

Ao se cadastrar declaro que conheço a Política de Privacidade e autorizo a utilização das minhas informações pela Bovitech

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors